BORCHI: Entrevista

28 septiembre , 2021

He aquí una entrevista con el artista mexicano BORCHI. Entrevistamos a Pablo Borchi Klapp aka «Borchi«. Productor, dj, músico, MC, selector y periodista musical. Reconocido por sus proyectos alternos Beat Buffet, Borchi y Su Doble Redoble, además de infinidad de proyectos musicales y editoriales como Casette Blog, Day-Off México, Ibero 909, entre muchos otros. He aquí una entrevista realizada este 2021 con nuestro colaborador Don Aletz Franco.

ALETZ FRANCO:
Antes que nada mi Borchi, gracias por sumarte a esta entrevista con Cuadrante Local. Es un placer entrevistarte y todo un gusto platicar contigo. Siendo una figura nueva y representativa de la escena actual, me gustaría saber tu nombre real y un poco de cómo te iniciaste en la música.

BORCHI: Mi nombre es Pablo Borchi Klapp. Empecé en la música porque hicimos un grupo a los 12 años en la escuela y yo quería ser el dj. Estaba de moda Limp Bizkit, y me metí a unas clases para aprender a ser Dj. Al final, no se hizo muy bien nada con eso. Pero de ahí quedé como el dj de la escuela y empecé a tocar en todas las fiestas del salón. En ese momento, hice equipo con otro compañero de la escuela que ahora trabaja con Reyno; Santiago Carranza, y su primo, Raúl Sotomayor, el de Sotomayor y de ahí comenzamos a poner música en miles de fiestas, de todo tipo, como lo haría un dj de boda o sonidero. Después en la universidad eso de ser Dj se hizo una cosa con una energía más de banda en vivo. En esa época estábamos muy influenciados por Soulwax y GirlTalk, era el tiempo en el que el dj se volvió más mashupero y con energía de show en vivo. De ahí, como Santiago tenía mucha influencia de la Escuela Nacional de Música (o la Superior creo) y trabajaba con muchos músicos de salsa y secciones de metales, acabamos haciendo Beat Buffet, que era una banda que tenía dos partes. Una de Dj’s, ahí era freestyle total, muchos mash-ups. La otra era como banda en vivo. Ahí teníamos la influencia de Los Amigos Invisibles y era una cosa entre electrónica un poco rapeada, con secciones de metales por todas partes. Y de ahí, con Beat Buffet hicimos las fiestas Day-Off. Esto empezó porque nos encontramos las fiestas Do Over de Los Ángeles, que eran fiestas en domingo, donde tocaban clásicos y las sintonizábamos por internet, los mixtapes y nos encantó. Estas fiestas nos llegaron al corazón, porque una vez nos invitaron a abrir el concierto de Miami Horror en el Caradura (como Dj’s) y lo hicimos horrible, porque siempre tocábamos bien acelerado y ese día había que ser más cool. De esa crisis, descubrimos el tocar más suave, soul, cosas más de domingo. Así fue como descubrimos el Do Over e hicimos nuestra versión a la mexicana: el Day Off. De casualidad, para la segunda fiesta nos ofrecieron a Uproot Andy para la programación. Es este dj de Nueva York que en ese tiempo era novio de Lisa Saumet, la vocalista de Bomba Stereo. Justo en esa fiesta, cayeron también los Frikstailers, Ali Gua Gua (Las Ultrasónicas, Las Kumbia Queers), Niña Dioz y un montón de gente de la escena tropical. De ahí me enamoré del “global bass” y de la “cumbia digital”, y sin saberlo, eso fue lo que empecé a programar musicalmente para la fiesta. Rápido la fiesta se volvió una casa para el “global bass” de toda América Latina. Era una fiesta gigante de mil personas y hasta más. Eso fue lo que me hizo entrar a la industria musical en forma, porque además de organizar la fiesta, le armaba giras a los Dj’s que venían. Con eso, hacía que tocaran de miércoles a sábado en varias ciudades y el domingo en nuestra fiesta. Haciendo ese proyecto también ahí conocí a Andrés Oddone, conocido por mezclar los discos de los Frikstailers – de hecho es su colaborador de toda la vida – y también mezcla a Chancha Vía Circuito. Hice muy buena amistad con él y me invitó a colaborar con su página Cassette Blog. Cuando me sumé al equipo, empecé a lanzar discos de artistas nuevos y a hacer muchas cosas de contenidos de la escena latina alternativa. A partir de ese momento, que justo se juntó con el momento en el que terminó Beat Buffet, empecé como Dj con el proyecto de Borchi. Por estar tan metido en esa escena, es  lo primero que hice como solista, que resultó ser un proyecto más clavado en esto de la música latina-electrónica-alternativa, muy inspirado en las bandas de carnaval. Al poco tiempo, fui a la Red Bull Music Academy, ya cuando volví hice el proyecto Borchi y su Doble Redoble, el cual estaba inspirado en llevar la música de las brass bands de todo el mundo a la electrónica, en plan hip-hop instrumental, muy inspirado por Hudson Mowahke.

AF: ¡Wow! Sé que muchas veces te hacen las mismas preguntas genéricas y ya nos has dicho mucho en una sola respuesta. Justo de todo lo que nos cuentas, es fascinante. Recuerdo mucho de la Red Bull Music Academy, que pocos mexicanos participaron como Natalia Lafourcade (Twist, Índigo), Hugo Quezada (ROBOTA, Exploded View), LAO (N.A.A.F.I.) y tú. Incluso creo que ya no existe, pero cuéntanos un poco de tu experiencia en la Red Bull Music Academy. ¿Cuándo fue, cómo te fue, a quién conociste?

BORCHI: Fui a la Red Bull Music Academy (RBMA) de París en 2015. Creo que la última fue en 2018 o 2019, a los pocos de mi generación años la cerraron. Siento que fui, porque me premiaron por ser uno de los nombres, o el nombre más visible en ese momento, de los que promovían el “global bass” en la Ciudad de México. Se juntó que al Day-Off lo patrocinaba Red Bull y justo en esa época, también había hecho mi primer EP. Sobre la RBMA, en realidad no era como una academia, era más un encuentro en el que te juntabas a conocer y hacer música con un montón de artistas. En ese año, agarraron un lugar de exposiciones, algo como Bellas Artes, y le remodelaron varios pisos. Había un comedor general, como 8 estudios, una sala de conferencias y una cabina de radio. Algo genial, es que todo era gratis. Había un par de barras con sándwiches, café, cervezas y vino, y Red Bull, que podías agarrar en cualquier momento. En los estudios tenían todos los plug-ins y cajas de ritmos que puedas imaginar, y un arcade con Street Fighter. Cada día te daban dos charlas y en medio de todo eso, te ibas a los estudios a pasar el rato o hacer música. Entre los que nos dieron charlas, estaban Laurent Garnier, Sheila E, Just Blaze (el que le hacía las canciones a Jay-Z), también estuvo, el que le hizo el primer disco a Lauren Hill. Puros personajes increíbles que quizás no sabías quiénes eran, pero que ya habías escuchado mucho de su música.  Algunos de ellos, se daban vueltas por los estudios. Los más geniales, eran los Modeselektor quienes eran los asistentes del estudio, así que todo el tiempo venían a decirte cosas y hacer música con todo el mundo. 🙂 En las noches siempre había un fiestononón. Mi favorito fue ver a Rustie en la que creo que fue su última tocada en vivo, en un club con un sonido de audio gigante. Así que todo eso eran dos semanas del mejor momento de tu vida, algo así como si juntaras toda la experiencia de ser estudiante de intercambio, pero concentrado en dos semanas. Viéndolo a la distancia, me gustaría haber sabido más de historia de la música, para entender en ese momento toda la información que nos daban. Por ejemplo, quedé sorprendido por la charla de Laurent Garnier. Yo no lo conocía, pero me fascinó todo lo que dijo y a partir de ese momento me volví muy fan, aunque yo no sea una persona muy de la escena del techno. Hudson Mohawke también dio una charla que me sorprendió y me voló la cabeza Rustie en el show al que fuimos. Creo que de esa experiencia comenzó la curiosidad para dedicarme a los temas de periodismo musical que hago hoy en día. Me parece que cerraron el proyecto porque el dueño de Red Bull empezó a hacer acciones públicas muy fascistas, en contra de los migrantes y la diversidad y a partir de eso la empresa que organizaba  la Academia dejó de trabajar con ellos. Lo que fue muy importante de esa experiencia, es que me hizo crear el Doble Redoble. Lo que vi durante esos días, es que todo el contenido estaba muy centrado en el techno y el house europeo o inglés. Me acuerdo que estaba con un productor danés de house, al que le enseñaba cumbias villeras o cumbias sonideras y él no lo podía entender, me comentaba que sentía que esa música “sonaba muy mal”. No le caía el veinte, de que esa música estaba hecha para otros sound systems, muy distintos a los cuáles él estaba acostumbrado. De ahí me surgió la idea de hacer Borchi y el Doble Redoble, porque quería comunicarme más con ese circuito de la Red Bull Music Academy y su línea de hip hop abstracto como el que le conocí a Rustie y Hudson Mohawke.

AF: Yo te conocí desde Beat Buffet, cuando compartimos un disco de remixes a Los Músicos de José, pero cuéntame de tus actuales proyectos como dj y productor. Incluso, la última vez que te vi en vivo fue como Borchi y su Doble Redoble en la extinta Carpa Astros en el Festival Ajusco. Me gustaría saber qué estás haciendo de música ahorita.

BORCHI: Pues mira, curiosamente ya estoy retirado. Ese es el status actual. Ya tenía ganas de hacerlo porque como Dj de tiempo completo por mucho tiempo toqué miércoles, jueves, viernes sábado, muchas veces bares chiquitos y empecé a extrañar ir a conciertos, a ser fan de la música. Ya tenía esa cosquillita y cuando nació mi hijo me di cuenta que quería tener los fines de semana disponibles para hacer planes con él y mi esposa. Así que me retiré y la pandemia fue el momento perfecto para hacerlo. Lo que hago ahora es principalmente cosas de periodismo musical. En este momento escribo mensualmente para Believe – el sitio corporativo – para Tigres Sounds, y de pronto he hecho artículos para Water & Music que es un boletín bastante bueno, Revista Marvin, y hasta algún programa para Worldwide FM. Por suerte cada vez tengo un portafolio más sólido de proyectos que me llegan todos los meses. La otra gran actividad que hago es de publicista para bandas. Ahora estoy llevando a unos chicos que se llaman Los Aptos, que hacen sad sierreño, también en estos días estoy haciendo una campaña para El Individuo, un rapero de Cuba. De México, a Don Couto casi siempre le hago algún trabajo para todo lo que saca desde el año pasado y uno de mis favoritos es una banda genial de cumbia de Suecia que se llama Cumbia Sounds, que es la respuesta sueca a Frente Cumbiero. Así que en esas ando, entre aprender de marketing musical, publicidad y periodismo.

AF: He visto que has colaborado también en medios, radio y productor de fiestas. ¿Cómo es tu labor como promotor y difusor de música? Puedo mencionar tu programa de radio en Ibero 909 y el sitio de Cassette Blog. ¿Qué estás haciendo más a profundidad con los artistas actuales que trabajas?

BORCHI: Desde la época del Day Off me conquistó el gen de la música electrónica latina alternativa y esa ha sido mi pasión todos estos años, sobre todo el tratar de crear una escena a su alrededor. El Day Off era una gran casa para ello. Traíamos a gente de otros países, hacíamos concursos de remixes, hacíamos giras. Es más, hasta adecué el cuarto de servicio de casa de mi mamá para que fuera un hotelito de Dj’s. Lo que hago ahora es eso mismo, pero con otras actividades. Mi gran objetivo ahora es que todos los que somos parte de esta escena alternativa, que a veces no llega a ser comercialmente exitosa, sientan que valió la pena todo el esfuerzo que le metieron. Me gusta mucho el ejemplo de la cumbia mashup de Guadalajara, de donde salió una gran camada de bares como El Sonidero. Con el paso de los tiempos muchos de esos Dj’s llegan a pensar que “solo son Dj’s de boda”, pero en realidad fueron quienes le dieron fuerza a grandes bares y a una escena importante con artistas como Sonido Satanás. Por eso me gusta trabajar la parte de crear una narrativa de música electrónica latina, que no tiene que ser europea o inglesa, que ya tiene sus propios circuitos y códigos. Otro ejemplo de esto, es que la escena de Day Off fue muy importante para la estética del reggaetón actual. Toda la parte que aportó Diplo, como con el track «Bumayé», y esas primeras canciones que llevaron al dembow más al mainstream, viene del global bass. Por eso, está genial revalorizar a los que estuvimos ahí, esa es una de mis grandes misiones del día a día. Otra cosa es que siempre me ha gustado conectar con artistas, no lo puedo evitar. Escribir es una forma genial para hacerlo porque tienes aún más maneras de conectar con el mundo, no necesitas organizarle un show a cierto artista. Por ejemplo, hace poco me puse a investigar sobre la cumbia en Japón y fue fascinante. Rastreé al promotor que llevó a Frente Cumbiero a tocar al Festival Fuji Rock y de ahí luego de que conectamos un montón me enseñó toda una comunidad de bandas japonesas de cumbia increíble.

AF: Exacto. Incluso hablando de periodismo, recuerdo que escribiste un episodio sobre cumbia en Japón para el sitio de Worldwide FM de Gilles Peterson. Cuéntame un poco sobre esto, ¿cómo fue que llegaste a él? Ya que lo considero un gurú y promotor de la música en todo el mundo.

BORCHI: Ahí llegué a través de Coco Maria, que ahora se volvió una de las locutoras insignia de la Worldwide FM. Vino a tocar a México, la ayudé un poco a conseguir una tocada y la llevé a Radio Ibero a hacer un show. Le eché la mano en un par de cosas y nos volvimos amigos. Ahí quedó la relación. Cada cuanto le mando música y a veces me conecta con otros artistas que vienen por acá. Así que lo que pasó fue que todo comenzó porque se me ocurrió hacer un artículo sobre música latina de Japón. Eso empezó porque me encontré un disco de los Minyo Crusaders, una banda de cumbia de Japón, que hicieron unos tracks con Frente Cumbiero. Lo interesante de ellos es que hacen cumbias, pero también la mezclan con música folclórica japonesa. Eso me llamó la atención porque me acordaba que había una banda muy famosa japonesa de salsa, La Orquesta de la Luz, pero su acercamiento a lo latino era muy distinto. Esa banda tocaba la salsa tal cual como dice el manual, hasta cantaban en español perfecto. Eso me hizo preguntarme ¿Por qué es tan distinto lo que hacen los Minyo Crusaders a La Orquesta de la Luz? Comencé a investigar y de casualidad me invitaron a un grupo de cumbia en Japón. Ahí conocí al organizador del grupo que resultó ser un tipazo, un argentino de padres japoneses y amigo de la preparatoria de Los Fabulosos Cadillacs, que se fue a vivir allá para hacer negocios. Estando en Japón empezó a montar conciertos de hobbie y ahora es quien mete a los artistas de cumbia en el Fuji Rock. Tiene una escena de cumbia bien armada allá. Pero es difícil enterarse de lo que sucede, porque los nombres de las bandas están en japonés. Así que en ese proceso lo entrevisté, y logré hacer el artículo. Pero pensé que era tan genial el rastreo de bandas, que le faltaba algo más. Así que le escribí a Coco Maria, contándole que quería hacer un show y ella me contactó con Thristian de Boiler Room, quién está en WorldWide FM. Le gustó la idea y me hicieron la invitación de armar el show para la estación.

AF: Has incursionado en distintos géneros musicales, crees que el futuro de la música vaya por ese camino, de no ser purista y de mezclar distintos ritmos, estilos y hasta sonidos. ¿Qué piensas de la sampledelia y saber si produces tus propios beats? Me interesaría saber si haces tu propio sonido o usas loops.

BORCHI: Yo creo que sí, el futuro inmediato es híbrido, 100%. Cada lugar tiene su toque particular, pero las influencias se pueden mezclar más que nunca. Las nuevas generaciones son nativas digitales, crecieron con el internet y están súper conectadas con mucha culturas web. Así que les da igual si se mezclan los géneros También creo que también las identidades en internet se están entendiendo cada vez más bilingües. Por ejemplo, me gusta mucho lo que sucede con el Sad Sierreño, que son jóvenes americanos, pero de papás mexicanos. Su cultura musical es una mezcla porque sus papás escuchaban corridos y rock en tu idioma, pero en la escuela escuchaban rap e indie gringo. Así que su música trae el ADN de los corridos pero de pronto se siente más bedroom pop. Es muy interesante ese fenómeno. Lo otro, la sampledelia es mi gran amor. Yo siempre empiezo haciendo música con loops. Cada vez que escucho música la voy clasificando y voy etiquetándola en mi iTunes para usar los sonidos después. Ya que tengo un loop bien pirata poco a poco voy evolucionando las canciones, hasta que se vuelven algo original.  

AF: ¿Cómo has visto la evolución en estos años de la música electrónica y orgánica en México? Osea, no sé si recuerdes el legado de movimientos como el bump mexicano, la música lounge y el easy listening; con leyendas o genios mexicanos como la Sociedad Organizada en Sonido, Tino Contreras, Juan García Esquivel, entre otros. Y en comparación con el panorama actual, no sé si tengas alguien que te haya marcado en esto, que te haya influenciado y/o recomiendes como un nuevo talento nacional.

BORCHI: Uy, ahí tengo un punto flaco. Porque apenas voy aprendiendo sobre la escena y la historia de la electrónica local. De bote pronto te puedo contar que mis primeros contactos con la electrónica nacional fueron con Nortec. También a través de un dj que se llama Concept Pram, Carlos Saavedra, que fue mi maestro de Dj.  Así que de la música electrónica mexicana no puedo montarme mucho en esa pregunta que haces. Pero te puedo decir que en general, yo entiendo a la electrónica latina desde la sampledelia y del bootleg. Por eso, de los grupos de electrónica nacional que más me llaman la atención últimamente, son cosas como Amantes del Futuro y Grupo Jejeje, que son cumbia poblana / sonidera / editada que le tiran al futuro. Creo que ellos hacen cumbia futurista. Por ejemplo, Amantes del Futuro es el proyecto de Ima Felini (Afrodita / Agrupación Cariño), que en los 2000’s, tenía un colectivo llamado la Super Cumbia Futurista que trataba de hacer cumbia digital del futuro, así como en esa época del Techno, se imaginaba un futuro à la Matrix. Siento que luego de 20 años, Ima logró perfeccionar el sonido que buscaba y eso es lo que hace ahora con Amantes del Futuro.

AF: Ya que ahora trabajas con muchos artistas, ¿cómo ves el futuro de la música con los medios en México? ¿quién crees que tenga mucho éxito en próximos tiempos difundiendo su música en los medios tradicionales? Me refiero a llegar a otro nivel, no quedarse en el círculo rojo del mundo underground o local. Para trascender a otros medios más grandes, no veo a la old school de Televisa hablando del nuevo Global Bass, ¿tú sí?

BORCHI: No y no importa. Yo lo que creo que falta es que los artistas tengan el chip de planear su cosas e invertir en ellas. A mí mismo me pasó como artista. Al principio pensaba que el método de guerrilla – de voy a salir a tocar por todo el mundo – iba a funcionar y ahora entiendo que eso tiene muchas limitaciones para llegar a otros niveles de éxito comercial. En estos días, tengo más claro que el trabajo de artista es distinto y tiene muchas más cosas por hacer. Por un lado, las redes sociales son parte de la chamba, por poco o mucho que las trabajes. Por otro lado, estar presente en “el círculo rojo” sirve para ganar reputación y respaldar las otras partes de tu carrera. También están cosas extras como vender mercancía, dar clases y todas esas cosas que van más allá de componer y distribuir tu música. Todas están conectadas y el secreto es planear para qué usas cada una de ellas. También creo que cada artista es un mundo distinto y esa planeación es muy particular para cada quien.

AF: Se me han acabado las preguntas, pero no sé si quieras hablar o destacar algo que te gustaría compartirnos para Cuadrante local.

BORCHI: Me gustaría contarte que últimamente estoy empezando a escribir y trabajar una línea de investigación que tiene que ver con la idea de crear el mito o el concepto de la “música electrónica latina.” Por ejemplo, el Grammy Latino no tiene su categoría de música electrónica latina y me gusta la idea de averiguar por qué eso es así. Otro ejemplo, es que sería interesante poder crear una narrativa de la música electrónica latina, que no tenga que encontrar su origen en el house de Chicago, o su cúspide en el Bergain de Berlín. Sino que tenga sus propios héroes y leyendas, y sus propios clubes míticos, sus páginas de internet icónicas y demás circuitos paralelos a lo que sucede en el resto del mundo.

AF: Muchas gracias Borchi. Ya te lo había dicho, pero es un placer verte en vivo, ya sea como dj y artista, espero que regreses en el futuro a los grandes escenarios, tienes una energía bastante cool y divertida. Gracias por tu tiempo y por darnos este tiempo para conocer lo que estás haciendo. Me gustaría saber, si tienes unas canciones que pudieras recomendarnos para Cuadrante Local y los lectores puedan disfrutarlas…

BORCHI: Por supuesto, claro que sí. Muchas gracias, saludos a todos. He aquí una selección de Borchi:

Mumbia y Sus Candelosos – Hokkori Time

Cumbiasound- Más Paz

Ato05 -Tu Me Dejaste de Querer Remix

Borchi – Bonina Remix

Rustie -Hyperthrust

Youngblood Brass Band – Brooklyn

Archivos de Sampeadelia Vol. 1 by Borchi

¿Qué te parece el contenido?

¡Ya votaste!

Publicado por:


Aletz Franco

★ colaborador ★

Nació en la Ciudad de México el 3 de mayo de 1979. Licenciado en ciencias de la comunicación en el ITESM Campus Ciudad de México y Maestría en Artes Visuales en la Academia de San Carlos Posgrado UNAM. Músico, baterista, productor y dj. En 1996 fundó el sello y colectivo SOCSUB (Sociedad Subterránea) con el cual desde 2004 edita el compilado "Antojitos Mexicanos" que promueve artistas mexicanos radicados en el país y en el extranjero con la finalidad de difundir la música independiente y underground mexicana sin distinción de género o ritmo. Ha sido baterista de los grupos morelenses Toxina Boogie, Ponki Roxtar y The Happy Hour Time, además de músico invitado en proyectos como Trans-X, Zuk Attack, Andreah Roa, Zemmoa, Fornax. Actualmente produce música bajo el alias de Club Manchego y la banda de rock Ventormenta en la CDMX. Es socio fundador y productor del Festival LIFA que se realiza en Brasil y México. Actualmente, trabaja como Project Manager en la agencia MRM McCANN.


Dejar un comentario

This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.